Como a otras personas, admito sin tapujos que conducir es una actividad que me gusta. Eso no significa que no vea con buenos ojos el futuro que nos plantea el coche autónomo, con desplazamientos sin intervención del humano, lo que añadirá comodidad y seguridad. Esos coches hay que probarlos antes, pero, ¿cómo se hace si no hay necesidad de conducir?

Google tiene una oferta de trabajo como probador de su coche autónomo por las calles de Phoenix, en Arizona, y la misma nos deja una serie de pistas sobre cómo es el trabajo de probador de coches autónomos, donde lo más llamativo es que se cobrará a razón de 20 dólares la hora. Por no conducir.

Dos especialistas a bordo: uno mira, el otro escribe

Si tienes un título de grado en ciencias (Bachelor en el mundo anglosajón), impecable hoja de servicios al volante, escribes al menos a 40 palabras por minuto y no posees antecedentes penales, eres candidato a probador de coches autónomos de Google. Con esas condiciones previas, los aspirantes podrían conseguir un trabajo con una duración de hasta dos años y con una carga de 6-8 horas al día durante la semana laboral.

google

El trabajo dentro del coche autónomo de Google lo realizarían dos especialistas. Uno se encarga de escribir las incidencias y datos relacionados con la prueba del coche y los sistemas autónomos, mientras que el segundo sería más un asistente a los mandos del coche. Solo se encargaría de coger el volante y tomar el control del coche en caso de necesidad o emergencia, algo que es improbable pero que puede ocurrir, como ha hecho recientemente el coche de Google. ¿Dónde hay que firmar?